12 de julio de 2016

VERSOS LIBRES PARA TIGRA

Adiós, Tigrilla.
Me despido de ti.
Por fin te dejo ir.

He estado reteniendo tu mirada
sin dejarte suspirar ya desarmada.
Tengo tus ojos clavados en los míos,
tu desorientación y tu desvalimiento…
cuando realmente me pesan otros tiempos,
los de la fuerza tirando en tus paseos,
los de las carreras a deshoras,
los momentos de espejo de conciencia
que años tardé en reconocer
como mi propia resistencia a la evidencia.

Te he querido sin medida y sin fronteras
y sorpresa que no pueda avergonzarme,
si no has vivido esa entrega sin condición
no es posible abarcar tanta conexión,
tal como conmigo misma encontrarme.

No hay sufrimiento ya, sólo dolor.
Apareces en mis sueños vigilante
y en vigilia soñadora descansada.
No retengo más tu cara que sonríe
porque tu sonrisa no conoce el gesto.
Sólo las gracias puedo darte.



Taller de meditación y escritura Isabel Cañelles, 4/7/16


5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Rima libre y contenido no especialmente brillante, pero mucho sentimiento, eso sí. Gracias por ser una inspiración para esa poesía poco ortodoxa, me da permiso para ser más libre yo también.

      Eliminar
  2. Precioso poema para Tigra. en el corazón queda su recuerdo. Y ya sabes Elisa, según me hiciste saber una vez: "nadie muere hasta que le olvidan los que le quisieron". Cosa que no va a suceder...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que no... yo no era consciente hasta ahora de cuánto se les puede querer, el amor es infinito incluso para los que no son humanos.

      Eliminar
  3. Ahora tienes otro ángel de la guarda se llama Tigra y Vive en EL Cielo Perruno....seguro que cuida de ti con todo su amor. Imagina lo feliz que será cuando te vea sonreír.

    ResponderEliminar

(Deja tu loncha):